Páginas

miércoles, 4 de julio de 2012

Tarta Regalo de fondant


Este bizcocho es a prueba de viajes y no necesita nevera.
Lo hice para una de mis amiguitas a la que le dimos una sorpresa el día de su cumple y aparecimos todas los amigos, incluida mi perra en su casa sin que se esperara ni por asombro que fuesemos porque  vivimos en ciudades diferentes Por eso la tarta  tubo que ir haciendo muchos transbordos, de un sitio a otro durante tres días, por lo que os la recomiendo para  alguna ocasión en la que tengaís  que hacer alguna tarta de cumple y no la podeís guardar en la nevera.
Y encima estaba muy rica.



Ingredientes Bizcocho

4 Huevos
1 vaso de leche pequeño
2 vasos de ázucar
3 vasos de harina
1/2 vaso de aceite de girasol
1 sobre de levadura para bizcocho
colorante rojo o del color que queramos

Preparación

Batimos los huevos con el ázucar, le añadimos la leche, luego la harina con la levadura y por último el aceite. Cuando ya tengamos la pasta hecha le añadimos un poco de colorante e introducimos en el horno previamente caliente a 180º unos 40 minutos. 
Pasado este tiempo pinchamos con un palillo o similar y si sale limpio ya está listo.

Almibar 

100 de ázucar y dos cucharadas de agua.

Lo ponemos en un bol al microhondas unos 3 minutos

Una vez frio lo abrimos por la mitad o en tres partes como más nos guste y lo calamos con almibar todas las partes del bizcocho. Seguidamente lo rellenamos con la mermelada o chocolate, cuando más generosos más apetitoso.

Cobertura de chocolate

200 gr de chocolate de cobertura
200 gr de nata para montar

Poner en un bol el chocolate troceado y la nata y meterlo en el microhondas un minuto aproximadamente.
Una vez caliente lo removemos hasta que se haga una crema de chocolate y lo dejamos espesar un poco.

Una vez relleno el bizcocho, le ponemos la cobertura por encima y la extendemos.

Decoración de Fondant

400 gr de fondant del color blanco
100 gr de fondant gris
100 gr de fondan rojo
100 gr de fondant verde

Extendemos con un rodillo el fondant blanco sobre  papel film transparente hasta que este fino pero no demasiado para que no se rompa. 
Lo colocamos sobre el bizcocho cubriéndolo todo y haciendo que se acople totalmente a él. Con un cuchillo recortamos lo que nos sobre.
El fondant rojo lo extiramos también sobre un film y hacemos tiras para hacer los lazos y los reservamos hasta que se endurezcan un poco. 
Hacemos unas tiras con el fondan gris para simular las tiras de una cinta.
Con un cortador hacemos los corazones verdes y los círculos.
Una vez hechas todas las piezas  lo vamos poniendo todo sobre el fondan blanco tal y como aparece en la foto. Primero la cinta gris, luego montamos el lazo rojo y por último los corazones y los círculos, ayudandonos de un poco de agua para pegar el fondant.
Una vez terminado lo podemos conservar en la nevera o fuera de ella como más nos apetezca tomarnos el pastel.


Cuando lo partamos sorprenderemos a nuestros invitados al comprobar el color de bizcocho y lo buena que está.